La lealtad al líder

Ayer estuve viendo una entrevista que le hicieron a Ansón. En un momento de la misma, y en alusión a la situación actual de los partidos, comentó que ahora prima “la lealtad al líder” por encima de la lealtad a los ciudadanos o a las idéas. Realmente, miremos donde miremos vemos la realidad de esta afirmación (que no es exclusiva de España) y me temo que la iglesia evangélica está mostrando el mismo patrón. Veamoslo brevemente.

El concepto de lealtad es un concepto muy importante. Sería imposible alcanzar muchos de los grandes proyectos de la Humanidad o de la Iglesia sin un buen y fuerte sentido de lealtad y compromiso. De hecho sería extremadamente positivo, para la Iglesia, si el líder al que rendir lealtad fuera Cristo pero, mucho me temo que, salvo honrosas excepciones, esto no es así.

Tristemente, hoy en día abundan los “profetas”, “apóstoles” y “pastores” (y su contraparte femenina) que pretendiendo proclamar el mensaje de salvación, amor y humildad del evangelio no hacen sino promocionarse a si mismos y a sus “ministerios”, algunos de forma consciente y otros, llevados por un sincero deseo de hacer un mayor y mejor servicio a Dios, al ser confundidos por las formas o tendencias que ven en “grandes líderes”.

Por cuestiones profesionales, conozco en profundidad el concepto de Marca Personal (o Personal Branding) que tan de moda está en los ámbitos empresariales.  Todo buen profesional debe gestionar su imagen, su marca, como si se tratase de una marca industrial. Debe preocuparse por que esa imagen transmita sus valores, sus capacidades y su importancia y debe realizar una adecuado plan de promoción y gestón alrededor de ella. Pues bien, lo que yo, como profesional del tema veo, cuando miro ciertos “ministerios”, no es la promoción del evangelio, sino la promoción de sus respectivas (y poco acertadas por cierto) marcas personales, pero esto no es nada nuevo.

“En aquel día muchos me dirán: Señor, Señor, nosotros hablamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros. Pero yo les contestaré: ‘Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!” (Mateo 7:22-23)                                 y

“El Señor dice: “Maldito aquel que aparta de mí su corazón, que pone su confianza en los hombres y en ellos busca apoyo.” Jeremías 17:5

Es cierto que debemos lealtad a los responsables que Dios levanta en su Iglesia, pero no es menos cierta que esa lealtad debe estar condicionada a su lealtad y fidelidad a Dios y a su Palabra y que, por encima de cualquier otra lealtad siempre debe prevalecer Cristo.

“Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios.” Hechos 4:19

¿Para quién es tu lealtad?

Anuncios
Publicado en Cristianismo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo habla Dios?

Following like sheep!La plaza Charles de Gaulle en París, tiene 8 carriles y llegan a ella doce calles o avenidas. Si quieres entrar en ella y salir por la salida correcta tienes que conocer exactamente donde y como colocarte porque, en caso contrario, es posible que no logres entrar o, peor aún que no logres salir, al menos indemne.

Del mismo modo, si quieres entra en la vida cristiana y tomar el camino correcto, no hay nada más importante, para un cristiano, que escuchar la voz de Dios. Lo necesitas para conocer su voluntad para tu vida, lo necesitas para desarrollar tu servicio a la iglesia o a la sociedad, lo necesitas para conocer la verdad. Por ello, insisto, nada hay más importante para un cristiano que aprender a escuchar ese GPS espiritual que es la voz de Dios y lo primero que tenemos que aprender son las formas en las que Dios nos habla.

La primera de ellas es con una voz audible, aunque esto ha estado reservado para casos muy, muy, pero que muy especiales como pudieron ser Moisés o Samuel. Fue una forma relativamente habitual en el Antiguo Testamento pero solo recuerdo una vez en el nuevo, en el bautismo de Jesús. Por ello, es una forma que puede ocurrir, pero no es lo habitual, por lo que no es muy recomendable que bases tu vida en “las voces que escuchas”.

La segunda a través de otras personas. Dios puede inspirar o guiar a otras personas a transmitirte sus indicaciones para tu vida, y encontramos ejemplos a lo largo de toda la Biblia, en unos casos eran profetas con instrucciones concretas y, en otros, personas que no sabían que estaban siendo usadas por Dios (como el sumo sacerdote Caifas durante el juicio de Jesús). Por lo tanto, es posible que, algunas veces, alguien podrá acercarse indicándote que tienen una carga especial por transmitirte algo que han sentido sobre ti, pero la inmensa mayoría de las veces, las otras personas no tendrán ni idea de que están siendo usadas por Dios y, normalmente, es para confirmarte algo que Dios ya ha puesto en tu corazón o que tú ya conoces.

La tercera a través de las circunstancias. Puede ser a través de un sueño, de una sensación, de un imprevisto, de oportunidades que se complican u otras que aparecen solas. Se suele recurrir muchas veces a la “casualidad”, pero es increíble la cantidad de eventos que deben combinarse, a veces durante un largo lapso de tiempo, para dar lugar a esa “casualidad.

La cuarta es a través de su Palabra. Finalmente, y para mi la más importante, es a través de la Biblia. Ella es la Palabra profética más segura, a la cual haremos bien en estar atentos. En ella encontramos los principios fundamentales de nuestra fe y, en ella, Dios se nos muestra tal y como Él es. Si quieres conocer de Dios debes leer la Biblia, y si quieres conocer a Dios debes pasar tiempo en oración.

El hecho de que algo de esto ocurra no quiere decir que Dios te esté hablando, sino que puede que Dios te esté hablando, por eso es importante aprender a conocer a Dios y a diferenciar su voz de nuestros deseos o de mensajes de confusión. Solo así se puede cumplir lo que Jesús dijo en la epístola de Juan 10:1-5

De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ese es ladrón y salteador. Pero el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.  A este abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre y las saca.  Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas lo siguen porque conocen su voz.  Pero al extraño no seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños” (RVR95).

Publicado en Cristianismo | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Cristianos tutelados

A pesar del título, en esta entrada no voy a hacer referencia a nuestros hermanos y hermanas que viven, como nuestro hermano Youcef, bajo persecución y con la vigilancia permanente de un estado opresor. No, a quienes me quiero referir es a esa ingente cantidad de cristianos que, en una época en la que tenemos un acceso fácil y generalizado, al menos en nuestro mundo occidental, a la Biblia y en la que las posibilidades de estudiarla crecen exponencialmente a través de seminarios y universidades cristianas, tanto presenciales como a través de internet, se convierten en cristianos dependientes y no de la Palabra de Dios sino de “pastores” que, en vez de llevar a las personas a Cristo, los atraen hacia ellos mismos y sus “ministerios”.

Activists hail release of Christian pastor in Iran, teen in Pakistan Washington Post

Es triste ver que hay presuntos pastores que en vez de predicar que, a través de la Biblia, “conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan 8:32) o que “la fe es por el oir y el oir por la Palabra de Dios” (Rom. 10:1) se predican a si mismos y, erigiéndose en semidioses, tergiversan los principios del sometimiento mutuo y del respeto y consideración hacia quienes sirven en la obra de Dios, obligando a sus seguidores a someterse a su voluntad, asumiendo la posición de intermediarios entre los creyentes y Dios, posición que solo corresponde al Espíritu Santo.

Así, encontramos cristianos que son incapaces de enfrentar su vida y sus decisiones porque han de someterlo todo a la voluntad de su “pastor” en vez de buscar guía en la oración, la Palabra de Dios y en su propio criterio. Es bueno pedir consejo, especialmente a personas maduras y de buen juicio, pero eso no significa que podamos abdicar de nuestra responsabilidad ante Dios y ante los demás. La delicada e importantísima labor de un pastor es la de acompañar en el camino hacia Cristo, enseñando la voluntad de Dios para que otros puedan ser “verdaderamente libres” (Juan 8:36) y no la de tomar las decisiones por los demás.

Por ello, se hace especialmente importante, volver nuestra mirada a las verdades contenidas en la Biblia, estudiándolas con rigor y cuidado y así poder rechazar, con contundencias todo aquello que Dios rechaza y abrazar con pasión todo aquello que Dios ama, y esto, parafraseando a Job, “no porque hayas oído de oídas, sino por que tus ojos espirituales ven y conocen la realidad de Dios” (Job 42:5).

Publicado en Cristianismo | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Dependiendo de los mercados?

Euro sculptureCrísis económica de las familias, abaratamiento del despido, recorte de prestaciones sociales, inflación galopante encubierta para los ciudadanos (o deflación de los sueldos), subidas de impuestos, copago sanitario, recortes a los parados, pensionistas y funcionarios y un largo etcétera de decisiones todas ellas en aras a solicitar la benevolencia de los mercados financieros por si, quizás, tengan a bien mirarnos con clemencia y se decidan a sacarnos de esta crisis.

Pareciera que, en lugar de caminar hacia una sociedad más avanzada, hemos vuelto a los tiempos en los que se sacrificaban ofrendas a los dioses con el fin de obtener mejores cosechas o, como en el caso de los dioses griegos, de conseguir que no se fijen en nosotros y nos dejen en paz.

Sin embargo, mi vida, tu vida, no depende de los mercados, dioses tan ciegos, sordos e impotentes como cualquier otro ídolo, que no tienen otro fin que el enriquecimiento de quienes los mueven en las sombras y que no traen sino desesperanza y tristeza.

Mi vida, tu vida, depende sólo de Dios, de caminar en su voluntad, de trabajar con Él, de confiar en Él. Es cierto que, a veces, pasaremos desiertos, seremos azotados por tempestades y barridos por corrientes tempestuosas, arrojados en hornos y perseguidos por valles de sombra de muerte, pero en todas esos momentos, nuestra vida no estará al arbítrio de las circunstancias o de los mercados, sino que nuestra vida estará escondida, con Cristo, en Dios. Cristo es nuestra vida (Colosenses 3:3-4)

Publicado en Cristianismo, Protestante | Etiquetado , , | Deja un comentario

Tengo un sueño

Martin Luther King, Jr.

Foto por Clif1066 en Flickr

Hace unos días, tras leer un tweet de Marcos Pascual (@MarcosSion) recordé el discurso de Martin Luther King “Yo tengo un sueño“. En un mundo que ofrece sueños e ilusiones por doquier, aunque luego se encargue de arrebatarlos todos con total impunidad, que alguien diga que tiene un sueño, un sólo sueño, parece, cuanto menos, extraño.

Esto me habla de la importancia de tener prioridades en la vida, de “analizarlo todo y retener -solo- lo bueno”, de centrarnos en aquello que es verdaderamente importante o trascendente y de no dispersar nuestra energía y nuestra vida en cuestiones que nada aportan, ni a nosotros ni a los que nos rodéan. Cierto que hay tiempo para todo, como leemos en Eclesiastés, pero me ayuda a recordar a poner primero lo primero.

También me impacta que diga “tengo” y no “he tenido”, porque los sueños verdaderamente importantes no son sueños de un día, son sueños de una vida, son aquellos ideales por los que merece la pena levantarse cada día y enfrentar todas las dificultades porque aunque no los alcances en toda tu vida, como le pasó a Abraham, sin duda habras abierto camino para que otros puedan avanzar más y alcanzar, un día, el cumplimiento de ese sueño. Luther King no vió su sueño hecho realidad, pero su compromiso convirtió su sueño, el sueño de un sólo hombre, en el sueño de muchos.

Porque lo verdaderamente importante no es tener un sueño, lo verdaderamente importante es comprometerse con ese sueño. El jóven rico tuvo un sueño, seguir a Jesús, pero no fue capaz de comprometerse con ese sueño y no vuelve a saberse más de él, probablemente se estuvo arrepentintiendo de ello toda su vida, pero algunos como Pedro, Juán, y otros muchos después de ellos sí se comprometieron con el sueño de Dios de una vida nueva, de perdón y de esperanza, y cada uno de ellos, cada uno de los que nos comprometemos con este sueño, estamos cambiando nuestro mundo.

Es mi deseo que allá donde nos encontremos se pueda decir de nosotros como se dijo de Pablo y Silas: “Estos que transtornan el mundo entero han venido también acá” (Hechos 17:6).

Publicado en Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mírame más a mí

Hace unos años vi un documental sobre la grabación de la obra de Bernstein “West Side Story” y en una parte del mismo ví algo que me llamó poderosamente la atención. Josep Carreras estaba interpretando uno de los temas cuando Leonard Bernstein hace un gesto, casi desesperado, detiene la grabación mientras golpea con la batuta en el atríl y dirigiéndose a Carreras le dice: “Pepe, mira menos a la partitura y mírame más a mí”.

Incredible Eyes

Fotografía Ervega

Cuando hacemos proyectos para nuestro futuro o el de nuestras congregaciones, es necesario planificar previamente los distintos pasos a dar, tener una guía a la que mirar para saber donde estamos y por donde debemos seguir en cada uno de ellos. Sin embargo, a veces, estamos tan absortos mirando nuestros planes que no vemos lo que tenemos a nuestros lado y, sin siquiera percatarnos, arrollamos a hermanos y ministerios mientras caminamos con la vista puesta en “nuestra guía”.

De hecho, es lamentablemente frecuente ver iglesias o ministerios “Marta” tan centrados en sus proyectos, en hacer la obra del Señor, que se olvidan del Señor de la obra, y ésta última parte, como le recordó Jesús a Marta (Lucas 10:38-42) es la más necesaria.

¿Quiere esto decir que no es necesario estudiar la Biblia o preparar nuestros planes? En modo alguno, de hecho es un tema vital. La cuestión está en el matíz de la frase de Bernstein “mira menos la partitura y mírame más a mí”. No mires tan sólo tu proyecto, sino presta especial atención a Dios, quizá así descubras SU proyecto para tí.

Publicado en Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El comienzo de una nueva etapa

Tras seis años en la presidencia del Consejo Evangélico del País Vasco, y como diría Balzac, hoy he pasado a mejor vida y cedo el testigo a Manuel Luna. Han sido seis años intensos en los que, junto al resto de miembros de la Junta Permanente, he podido vivir experiencias tremendamente enriquecedoras tales como los trabajos previos a la apertura del pabellón Agua Viva en la Expo de Zaragoza, el I Acto por la Paz en Vitoria, el acercamiento a las víctimas del terrorismo, los trabajos previos al Anteproyecto de Ley de Locales de Culto en el País Vasco y también, por qué no, la mediación en algún desencuentro.

Ha sido un tiempo de establecer acercamientos y amistades, de explorar nuevos caminos y de tocar temas considerados tabús dentro del campo protestante y en los que aún queda mucho por hacer. En suma, un tiempo en el que Dios me ha permitido ver y realizar cosas que no era capaz de imaginar.

Como en toda gestión en la que anda metido un ser humano de por medio, ha habido luces y alguna que otra sombra y aunque sería absolutamente necio sentirme orgulloso del trabajo realizado, maxime cuando lo conseguido es fruto de la gracia de Dios y del trabajo de un gran equipo, me tenéis que permitir que, al menos, me sienta moderadamente satisfecho por haber podido servir a la Iglesia, con mis limitaciones y mis capacidades.

Pero ahora comienza una nueva etapa para todos. Por ello pido a Dios, por un lado, que ayude y guíe al nuevo equipo como lo hizo con nosotros y, por otro, que me ayude y guíe en los nuevos proyectos que se abren por delante (colaboraciones en esta oración serán bienvenidas 😉 ).

Por último, no quisiera terminar este “post” (¡ Si Cervantes levantara la cabeza !) sin antes agradecer y reconocer el trabajo realizado por todos y cada uno de los colaboradores del Consejo por su esfuerzo y su cariño a la obra de Dios y especialmente a nuestro Señor, sin el que nada de esto habría sido hecho ni tendría el más mínimo sentido.

David Gómez

Expresidente del CEPV – EHKE

Publicado en Consejo Evangélico del País Vasco, Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , | Deja un comentario