La semilla de mostaza – 3

Otro aspecto a considerar es el tamaño. Jesús hace referencia al pequeño tamaño de la semilla en comparación con la de otras hortalizas quizá mucho mayores pero que, sin embargo, no la sobrepasan en cuanto a la capacidad que tiene para producir vida, porque la importancia del mensaje del evangelio no está en su complejidad teológica, ni en la profundidad de sus planteamientos, sino en la capacidad que tiene de transformar las vidas de todos aquellos que deciden probar y aceptar su mensaje de perdón.

La grandeza del evangelio está, precisamente, en su sencillez y transmitirlo no es cuestión de tener una gran locuacidad o una exuberante capacidad personal de convicción. Transmitir el evangelio es cuestión, simplemente, de vivir esa sencillez, respetando, amando, compartiendo y, también, alzando la voz contra la injusticia por aquellos que no tienen voz. Es cuestión de vivir en coherencia con el mensaje evangélico, y disfrutar de ello.

Anuncios
Publicado en Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La semilla de mostaza – 2

Lo siguiente que podemos ver es que esa semilla es tomada por un hombre, un ser humano. Es interesante notar que no fue un ángel ni una entidad. Transmitir la Palabra de Dios o aplicar a nuestras vidas el mensaje de salvación es una responsabilidad personal. Nadie puede decidir por nosotros y nadie puede actuar por nosotros. Si eres de los que piensan que evangelizar es trabajo de la iglesia recuerda: Tú eres iglesia.   “… y me seréis testigos…” Hechos 1:8;  “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” Marcos 16:15.

Por otro lado, sembrar es una actividad que requiere esfuerzo y constancia. Si quieres una buena cosecha debes preparar la tierra, removerla, abonarla, limpiarla de piedras y de otras plantas perjudiciales… Después debes sembrar, volver a cubrir la semilla, regarla y vigilarla para que no te la “levanten” los pájaros. Riegos, abonados, tratamientos (ecológicos, por supuesto) y, por fin, la siega. Todo el proceso requiere esfuerzo y hay que seguirlo entero si quieres ver el fruto en tu granero pero el resultado merece la pena.

Por ello, no dudes en tomar el mensaje del evangelio y aplicarlo a tu vida y compartirlo. Puede parecer complicado y costoso, pero siempre tendrás a Dios a tu lado para ayudarte y apoyarte.

Confía en Él y, sin darte apenas cuenta, podrás ver como el amor de Dios, la paz, el gozo, la esperanza y la seguridad comienzan a llenar los graneros de tu vida más allá de tus mejores expectativas.

Publicado en Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La semilla de mostaza – 1

Jesús les contó también esta parábola: “El reino de los cielos se puede comparar a una semilla de mostazal que un hombre siembra en su campo. Es sin duda la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido es más grande que las otras plantas del huerto; llega a hacerse como un árbol entre cuyas ramas van a anidar los pájaros. Mateo 13:31-32 (DHH).

Una semilla de mostaza.
Jesús compara el reino de los cielos a una semilla de mostaza. Ahora bien, ¿qué características tiene una semilla?
En primer lugar, una semilla es algo que no puede ser fabricado por el ser humano.
Una semilla puede ser manipulada, alterada o modificada por medios humanos, pero no puede ser fabricada por él; de igual forma, el mensaje del evangelio es un mensaje que no es humano, sino divino.
Nosotros podemos transmitirlo y cuidarlo o alterarlo y manipularlo, pero el verdadero mensaje de esperanza y paz, el sacrificio de Cristo en la cruz, solo ha podido ser creado por Dios.

En segundo lugar, una semilla es algo que tiene vida en si misma.
No hay que añadirle nada para aportarle vida, tan solo es preciso proveer el entorno adecuado para que la vida que lleva dentro brote y de fruto, y ese entorno no es otro que nuestra propia vida, nuestra propia respuesta a ese mensaje. Si permitimos que se desarrolle y crezca transformará nuestras vidas por completo, llenándolas de sentido, dotándolas de paz y esperanza, trayendo la vida eterna como fruto.

Publicado en Cristianismo, Evangelio, Protestante | Etiquetado , | Deja un comentario

Prefacio

Bien, tras algunas dudas, algunas aún no resueltas del todo, parece que por fin tengo en marcha el blog y, si bien necesitaré algún tiempo para ir resolviéndolas, hay algo en lo que no tengo la menor duda y es el objetivo de este blog: presentar a Cristo y su mensaje, compartiendo mi experiencia y mis vivencias con Él.

Aunque para muchos Cristo y su mensaje son cosa de un pasado de oscurantismo y superstición la realidad es que, si bien la humanidad ha avanzado tecnológica y socialmente, seguimos siendo los mismos seres que hace dos mil años, enfrentando los mismos miedos y fantasmas: la muerte, el futuro, el pasado…

Es por ello que el mensaje de esperanza de Jesús sigue siendo tan válido hoy, como lo fue en el pasado y como lo será en el futuro, porque la cuestión no es cuan lejos hallamos llegado o cuanto hallamos logrado, sino quienes somos en realidad.

Hasta pronto.

Publicado en Cristianismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario